Copa del Rey

Súarez elimina al Madrid

NXPniXza8_1200x0__1

Suárez , la figura del clásico. EFE

Barcelona goleó al Real Madrid 0-3 en el Bernabeú y accedió a la final de la Copa del Rey.

La victoria del Barcelona se explica en la falta de efectividad del Madrid y la contundencia blaugrana. El conjunto merengue tuvo varias ocasiones para llegar al gol, pero careció de precisión y entre los apuntados quedó Vinicius. Por el brasileño pasaron las mejores oportunidades y como en el clásico pasado, pecó de juventud. Es de destacar su atrevimiento y habilidad como en la jugada donde desparramó a Semedo y Piqué, sin embargo, cuando pisa el área se precipita.

Real Madrid realizó una buena presión sobre los receptores en el mediocampo blaugrana. Le cortó circuito de juego a un previsible Barcelona. Ter Stegen fue la gran figura, protagonista de atajadas clave.

El gol culé llegó en el complemento en la primera llegada profunda. . Alba se asoció con Dembelé quien se desmarcó a la espalda de Carvajal y centró para que Suárez defina de primera. Como suele decirse el fútbol se valora en juego, pero se mide en goles.

Sin título

Poco después llegó otro centro de Dembelé por la banda derecha superando a Reguilón, el francés vio llegar al uruguayo, pero Varane la metió en su propio arco intentando evitar la conexión.

La ráfaga y envión anímico se traslado en el juego y un motivado Luis Suárez ganó un penal que convirtió al mejor estilo Panenka. El Pistolero castigó al Madrid como lo viene haciendo en los últimos clásicos.

Barcelona llegó a su sexta final de manera consecutiva e irá por el quinto título al hilo de Copa del Rey siendo sin duda el claro dominador de la competición. Es un récord que no se registra en las principales ligas europeas.

Anuncios
Estándar
Copa del Rey

Clásico abierto

20190206-636850901371315418_20190206225103889-kPyE-U46272018587Yw-992x558@LaVanguardia-Web

Malcom se estrena en un clásico. EFE

El primer clásico en la semifinal de la Copa del Rey terminó igualado en uno. Real Madrid pegó primero con tanto de Lucas Vázquez y Malcom igualó la contienda en el complemento. Messi ingresó en el segundo tiempo y jugó un poco menos de media hora. A continuación, las claves del partido

Vinicus, juventud a flor de piel. Lucas, el indiscutido

El brasileño fue desequilibrante, pero por momentos pecó de juventud y egoísmo. Pudo haber aumentado la diferencia a dos, desperdició ocasiones claras y por momentos buscó ser portada de todos los diarios. Sin embargo, volvió loco a Semedo y de los pies de él nació el centro para Benzema quien asistió a Lucas para el 1-0.

“Con 18 años y recién llegado al equipo sí que sorprende la forma en cómo se desenvuelve en el campo. Sus compañeros le dan sustancia para que pueda brillar”, manifestó Solari en conferencia de prensa.

Lucas Vázquez tuvo una gran actuación. Más allá del gol tenía la misión de seguir a Alba e incomodar las subidas del lateral. No solo se encomendó a la banda, su aparición goleadora en el área anticipándose a Lenglet fue digna de un centrodelantero. Es el quinto jugador con más minutos en la era Solari.

Coutinho, el desaparecido. Malcom, la sorpresa

Sin Messi en cancha se esperaba que Coutinho tome la lanza para comandar los ataques blaugrana. Por momentos se lo vio perdido y sin encontrar espacios para asociarse con Suárez. Al Barcelona le costó profundizar en los metros finales y la sorpresa la aportaba Malcom sobre la derecha complicando a Marcelo. El lateral brasileño estuvo más contenido pendiente de su compatriota culé, sin embargo, la desatención en el gol del ex Burdeos quedó en evidencia.  Malcom fue eficaz en los duelos individuales y sincronizó bien con Semedo. No era tarea fácil reemplazar a Messi.

Messi, la chispa

Su inclusión fue analizada. La contractura en el aductor derecho sufrida en el partido contra Valencia lo ponía en duda. Valverde decidió no arriesgalo de arranque y evaluar el trámite del partido.  Desde que entró al campo con el cotejo 1-1 la influencia de Lio se notó rápidamente. Sin estar al 100% hizo diferencia con sus gambetas y el fútbol paso por él. Valverde además envió a Arturo Vidal para que luche en la mitad de la cancha. Solari respondió con la inclusión de Casemiro para custodiar al argentino.

Imbatibles en casa

Barcelona lleva mucho tiempo sin perder en el Camp Nou por Copa del Rey. El último revés se remonta al  26 de febrero de 2013 (1-3 ante el Real Madrid) .

Estándar
Copa del Rey

Remontada de tenis

2090479

A las semis. El viernes será el sorteo y podría darse un cruce contra el Real Madrid si los merengues clasifican. Foto Reuters.

Barcelona goleó 6-1 al Sevilla y accedió a la semifinal de la Copa del Rey por novena vez consecutiva. Coutinho por duplicado, Rakitic, Sergi Roberto, Luis Suárez y Messi convirtieron los goles blaugranas. Arana descontó para la visita.

El 2-0 del Sánchez Pizjuán en la ida era una piedra en el zapato para las aspiraciones culé. Valverde decidió poner un once de gala para remontar el resultado adverso. Los primeros minutos se vio actitud y confianza con un Messi inspirado quien antes de los 15 fue derribado por Promes en el área ganando un penal clave. El 10 le cedió la ejecución a Coutinho para recuperar la confianza y el brasileño no falló.

Barcelona mediante una presión alta tenía a Sevilla bajo control, pero a los 27 minutos fue determinante Jasper Cillessen atajándole un penal a Banega que de convertirlo hubiera dificultado la clasificación.

Minutos más tarde, Arthur, llamado a ser el sucesor de Xavi, filtró un pase magistral para la diagonal de Rakitic. El croata sopló el balón dejando desorientado a Soriano. Con dicho tanto la serie se mantenía igualada.

En el complemento llegó el tercer tanto de la cabeza de Coutinho tras un centro de Luis Suárez. Gol made in Liverpool. Y por si fuera poco en menos de un abrir y cerrar de ojos Barcelona pegó de nuevo. Messi combinó con Sergi Roberto y el canterano cruzó su remate a la red para poner el 4-0. El gol daba tranquilidad, pero teniendo en cuenta que un descuento del Sevilla metía a la visita en partido. Para agregarle dramatismo al encuentro Arana acortó diferencias en una jugada que se inició con una mala salida de Cillessen. La vuelta se ponía 4-1.

Se volvió el tramite de ida y vuelta hasta que Suárez aumentó la ventaja tras un gran pase de Jordi Alba. Allí estaba el Pistolero con la bala de plata para alejar nervios. La frutilla del postre, el showtime, llegó en las postrimeras del match cuando Messi sentenció la eliminatoria tras una jugada que incluyó un taco de Alba y un pase de lujo de Piqué a Suárez. Digna la misma para ver con música clásica de fondo bebiendo un buen whisky. Fue el grito número 50 del argentino en Copa del Rey.
¨El equipo quiere luchar por las tres competiciones, como es obligación siempre del Barcelona todos los años. Lo intentaremos hasta el final. No tiramos nada”, dijo Messi tras el partido.

Estándar
Copa del Rey

¿A cuartos?

imagen-sin-titulo

(Foto: Manu Fernandez / AP)

Barcelona goleó al Levante 3-0 y dio vuelta la serie para pasar a cuartos de final de la Copa del Rey. Sin embargo, el conjunto valenciano denunció la inclusión indebida de Chumi que se encontraba sancionado con el Barca B.

Messi y Dembelé lideraron la remontada a la espera de un fallo. Barcelona demostró su jerarquía dentro del campo y supo revertir la caída en la ida. Con Lio entre los titulares el trámite del encuentro se hizo más fácil.

Dembelé convirtió los dos primeros goles enloqueciendo al portero rival. Messi selló el tercero llegando a ser el segundo máximo goleador de la historia del Club en la Copa. Con 49 gritos igualó a Kubala. Solo por delante tiene a Samitier con 64.

Por otra parte, con respecto a la noticia que de alguna manera tiño de incertidumbre la clasificación blaugrana Valverde manifestó:

“No tenemos ninguna duda con lo de Chumi. Ni antes, ni después, ni durante. Creemos que mañana debemos estar en el sorteo. Tenemos la seguridad de que lo hicimos bien. Sabíamos perfectamente que Chumi estaba sancionado y que no lo podía usar en el partido contra el Eibar, pero sí en la Copa. Tampoco podíamos usar a Mujica”.

Estándar
Copa del Rey

Levante la serie

5c37b984141a2.r_1547160247689.0-545-2727-1909

Murillo debutó en el primer equipo. Foto EFE

El Levante venció a Barcelona 2-1 por la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Cabaco y Mayoral descontaron para los locales. Coutinho de penal hizo el único tanto culé.

Barcelona dejó una pobre imagen en su visita al Levante. Si se tiene en cuenta la producción del equipo, el resultado hasta es favorable teniendo en cuenta que la vuelta será en el Camp Nou.

Valverde optó por dejar a Messi, Rakitic, Piqué y Suárez descansando. Se decantó por un tridente conformado por Coutinho, Dembelé y Malcom y una defensa virgen con Semedo, el debutante Murillo, Chumi y Miranda. Sufrió gran parte del primer tiempo la línea del fondo. Ni Busquets retrasando su posición para la salida pudo subsanar errores.

Barcelona careció de elaboración y fue absorbido por la presión del Levante que golpeó rápidamente por duplicado a los 3 y 18 minutos desnudando falencias defensivas. Los de Valverde no encontraban respuestas, ni lograban la posesión del balón. El más rescatable fue Vidal con sacrificio y entrega para la recuperación en el mediocampo. No se vio al mejor Aleña, el otro ladero de Busi. En fin, no se vio la mejor faceta culé.

En el complemento hubo una leve mejoría. El ingreso de Denis fue clave para brindar desequilibrio y una jugada suya ante dos rivales forzó un penal que transformó en gol Coutinho.

“A la hora de confeccionar el once pensaba que era lo mejor que podíamos hacer teniendo en cuenta que tenemos un partido de vuelta y, al mismo tiempo, que podíamos probar a algunos jugadores en determinados partidos que son de Primera División. Ya sé que es un riesgo”, argumentó Valverde.

La vuelta será el próximo jueves en el Camp Nou. Ahí no habrá tiempo para especulaciones.

 

Estándar
Copa del Rey

Sin problemas a octavos

mini_2018-12-05-BARCELONA-CULTURAL-56

Denis , gol y dedicatoria. Foto FCBarcelona

Barcelona goleó a Cultural Leonesa por 4-1 y accedió a octavos de final de la Copa del Rey. El encuentro de ida también fue victoria culé por la mínima.

El equipo

Valverde optó por un equipo con numerosos suplentes y tres jugadores del filial (Miranda de lateral por izquierda , Chumi de central y Oriol Busquets,  de pivote y  más tarde ejerció de interior). En la ofensiva se destacaron Munir, Denis y Malcom, quien lamentablemente se retiro lesionado en el segundo tiempo.

Los goles

A los 17 minutos Munir recibió de Rakitic, giró y marcó un golazo. Apenas un instante después, Denis Suárez, uno de los más activos del conjunto blaugrana, estalló un remate al palo. Sin embargo, el ex Sevilla se iba a reivindicar con un doblete, el primero antes de la media hora de juego y el segundo en el complemento. El tercer tanto blaugrana fue de Malcom también gracias a un gran centro de Rakitic sobre el cierre de la primera parte.

Cultural Leonesa achicó distancia cuando el partido iba 3-0, pero nada pudo hacer ante el dominio y experiencia del Barcelona

Turno de Riqui Puig

En el partido de ida ya habían visto acción Chumi, Cuenca y Miranda. Ahora fue el turno de Riqui Puig, una de las promesas de la cantera. Saltó a la cancha con el número 28 reemplazando a Oriol Busquets, otro jugador del Barca B y rápidamente dejo muestras de su calidad asistiendo a Denis Suárez con un pase exquisito.

Valverde valoró su aporte y lo calificó como un futbolista “con mucha soltura, siempre mira hacia adelante. Esperamos que sea el primer paso, no se esconde y se relaciona bien con el balón”.

“Venía al Camp Nou cuando tenía 3 años, desde pequeño soy del Barça. Imagínate la ilusión que tenía, es el debut soñado. Pero mañana no cambiará nada, ya que iré a entrenar con el Barça B, con un sonrisa en la cara, para intentar ayudar al equipo lo máximo que pueda” manifestó Riqui.

Estándar
Copa del Rey

La 30

79539155

Los campeones. Foto Miguel Ruiz-FCB

Barcelona se consagró campeón de la Copa del Rey tras golear al Sevilla 5-0. Ahora se encamina al título de Liga.

Fue un verdadero concierto. Una final desigual donde reinó el fútbol blaugrana. Valverde, que había guardado muchos de sus jugadores en el empate ante el Celta por Liga, puso lo mejor en el campo de juego. Iniesta comenzó a despedirse con una actuación brillante provocando los aplausos de todo el estadio. Suárez volvió loco a los centrales, Messi hizo lo de siempre y Coutinho se despachó con un gol y asistencia.

El primer grito tuvo de protagonistas a Cillessen que, tras una presión alta del Sevilla, se vio obligado a tirar un pelotazo largo para Coutinho. El ex Liverpool llegó al fondo y asistió a Suárez para que la empuje a la red ante la pasiva marca de Mercado.

El segundo no se hizo esperar demasiado. Iniesta combinó con Alba y el lateral metió un taco sensacional para que Messi finiquitara la acción. Para colmo antes del complemento Lio habilitó al Pistolero y el Charrúa hizo el 3-0.

El Cerebro Iniesta había tenido un primer tiempo descomunal. Manejó los hilos del equipo y paraba el tiempo cuando la pelota recaía en sus pies. Se merecía un gol y el encuentro se lo regaló. Se conectó con Messi y el manchego fue a buscar la devolución. Engañó a Soria como los que saben y la mandó al fondo del arco. Más tarde saldría del campo emocionado y ya en el banco disputó su partido contra las lágrimas que invadían sus ojos.

Coutinho tampoco quiso ser menos y  marcó un lindo gol que fue anulado por una mano previa que pitó el árbitro. Messi le cedió el penal y el brasileño lo fue a abrazar agradeciéndole el gesto. Todo fue color de rosas. Sevilla, por su parte, fue una sombra. Banega fue absorbido por el mediocampo culé y nada pudo hacer. “El Barça tiene jugadores extraterrestres que hoy han jugado a un gran nivel”, manifestó el técnico Montella.

Un dato: Barcelona continúa siendo el equipo más ganador del certamen. Ganó 30, seis en los últimos 10 años. Mientras que para Messi e Iniesta fue el trofeo número 31 que ganan con el equipo (8 Ligas, 6 copas, 3 mundial de clubes, 4 Champions, 7 Supercopas de España y 3 Supercopas de Europa)

Estándar