Copa América

Despedida con goleada

5cfb2ee6137c8

Foto AFP

Argentina se despidió de su gente en el estadio Del Bicentenario de San Juan y partió rumbo a la Copa América de Brasil con una contundente goleada 5 a 1 ante Nicaragua. Los goles fueron obra de Messi y Lautaro Martinez por duplicado y el restante de Roberto Pereyra. Juan Barrera, de penal marcó el único tanto del seleccionado visitante.

El rival

Nicaragua demostró ser un rival en crecimiento, pero que está muy por debajo del nivel del seleccionado albiceleste. Actualmente ocupa el puesto 129 del ranking FIFA. Intentó dificultar la salida de Argentina con una presión pasiva y casi no tuvo ocasiones de peligro salvo en último minuto con el penal ejecutado por el veterano goleador Juan Barrera. Este año jugarán la Copa de Oro de la CONCACAF

Sistema

Argentina salió a jugar con un 4-3-3 que luego fue mutando a 4-2-3-1 con Lo Celso ubicado por derecha y Messi por detrás de Agüero.

Scaloni optó por Armani en el arco, una defensa conformada por Saravia, Juan Foyth, Otamendi y   Acuña; un mediocampo dotado por Giovani Lo Celso, Guido Rodríguez, Leandro Paredes y una delantera con Lionel Messi, Sergio Agüero y Matías Suárez.

Sociedad

Lo Celso fue una de las grandes figuras del encuentro. Volcado bien hacia la derecha se convirtió en el eje de los ataques argentinos. Messi se corrió hacia el centro y conectaron en varias oportunidades transformándose ambos en el centro de atención y desequilibrio. Fue a los 36 minutos donde la sociedad se vislumbró plenamente. Gio tocó para Lio y el 10 con tres recortes en el área dejó destellos de magia definiendo luego ante la escasa resistencia de Lorente. Dos minutos después otra vez la Pulga , aprovechando un rebote del arquero tras remate del Kun, estampó el 2-0.

Los cambios

Para el comienzo del segundo tiempo ingresaron Lautaro Martínez y Dybala en sustitución de Agüero y Messi, respectivamente. La Joya no logró encontrar su mejor versión, pero Lautaro aprovechó la oportunidad y se despachó con dos goles a los a los 63 y 73′. Otro que también supo dejar buena impresión fue Roberto Pereyra, quien también tuvo su premio.

El análisis de Scaloni

“Lo que más rescato de hoy fue la paciencia. Tuvimos paciencia. A veces, demasiada. Había bastante en juego. Y estaba el riesgo de que pudiera pasar algo. Como punto alto, el equipo supo entender el partido, que no era fácil”.

Anuncios
Estándar
Champions League

La Champions de Messi

Bb2bM76pQ_1256x620__1

Messi lo hizo una vez más. Marcó dos goles en una nueva noche estelar. Reuters

Barcelona goleó 3-0 al Liverpool con gritos de Suárez y  Messi por duplicado. A continuación, las claves de la noche mágica del argentino que ya lleva 12 goles en la presente edición.

La falta de contundencia del Liverpool y el repliegue blaugrana

El conjunto inglés careció de efectividad de cara al gol. Si bien gozó de la posesión en varios momentos, le costó traducir tenencia en peligro. El orden blaugrana para replegarse y juntar líneas fue fundamental. Además, los cierres de Lenglet cuando Salah se movió a la espalda de Alba fueron progresando con el correr de los minutos. Al principio dio la sensación que el egipcio se movía a su antojo  Así lo explico luego en zona mixta a Radio Montecarlo:

“Tuve que adaptarme a la distancia a la que tenía que mantener a Salah. No puedes dejarle espacio para que juegue el balón en profundidad pero al mismo tiempo debes estar lo suficientemente cerca como para entrarle en el momento apropiado”

Otro de los motivos de la victoria fue la frialdad absoluta que manejo Ter Stegen. El arquero alemán brindo tranquilidad y respondió a cada una de las situaciones creadas por la visita.

Suárez, oportunista

El uruguayo dejó atrás la mala racha en Champions y convirtió su primer gol en la presente edición. Recibió una excepcional asistencia de Alba tras un movimiento de desmarque fulminante y madrugó a Alisson. Tal como se ve en la imagen, el delantero con un movimiento despista a  Matip y Van Dijk. Fabinho se encuentra pendiente de Messi. Cabe destacar que la jugada se inició con un cambio de orientación de Vidal para salir del ahogo de la presión de los Reds.

Sin título

Vidal, incansable

El chileno fue un bastión de la recuperación y sacrificio. Jugó al máximo nivel que requería el partido y supo sobreponerse a la presión que ejercía el rival. Los cambios de frente precisos le dieron sentido al juego. Demostró ser un todoterreno, box to box, también en estos tipos de cotejos de alta exigencia.

Messi: liderazo y carácter

Lio tuvo otra noche soñada de Champions y fue una vez más determinante para la victoria del Barcelona. Sus palabras para motivar a sus compañeros tras los movimientos pre competitivos y su impronta dentro del campo de juego fueron el sello distintivo del equipo. Sus dos goles en momentos claves fueron un golpe certero para las aspiraciones del Liverpool. En el primero supo aprovechar un rebote en el travesaño e hizo su gol más fácil, en el segundo bañó al balón de su zurda talentosa para ejecutar un tiro libre perfecto al ángulo superior derecho del arquero Alisson.

Con su doblete Messi llegó a 600 goles con la camiseta del Barcelona en 683 partidos. Fueron 417 goles en Liga, 50 goles en Copa, 13 en la Supercopa española, 112 en Champions, 5 en el Mundial de Clubes y 3 por la Supercopa de Europa.

Los cambios de Valverde

Al minuto 61, el técnico de Barcelona apeló a un cambio de sistema. Sacó al intermitente Coutinho y dio ingreso a Semedo para pasar a jugar 4-4-2  con el objetivo de contener a Mané. Sergi Roberto se incorporó a la zona del mediocampo. Ya sobre el final ingresaron Dembelé por Suárez y Aleñá por Sergi. El francés pudo sentenciar la eliminatoria , pero falló una situación increíble

 

Estándar
Liga de España

Barcelona campeón

5cc4c7b616211.r_1556400101532.0-0-1214-607

La alegría de Messi levantando el trofeo de Liga. Getty

El conjunto de Valverde se impuso ante el Levante con un gol de Messi en el segundo tiempo y se consagró campeón de Liga.

Barcelona alcanzó la Liga número 26, la octava en los últimos 11 años. De los pies del argentino, que ingresó en el segundo tiempo, los blaugranas lograron vulnerar la resistencia de Aitor Fernández. El arquero rival había tenido intervenciones estelares que impedían la tan ansiada anotación culé. Fue el grito número 34 de Lio en el campeonato doméstico y aún tiene jornadas por delante para aumentar su registro goleador. Su compañero Suárez lleva 21. Juntos marcaron 55 tantos de los 86 que tiene el Barca a falta de tres fechas.

Por otra parte, Messi se convirtió en el jugador del club con más títulos ligueros en la historia. Ya son 10, por detrás quedó Andrés Iniesta con 9 . Gento, del Real Madrid, tiene 12.

Además Valverde se transformó en sexto entrandor que gana dos ligas en sus primeras dos temporadas. Con respecto a la dosificación del 10 dijo: “Tenía claro que Messi tenía que jugar por lo menos 45 minutos. Tenemos partido el miércoles y hay que estar activo y al final ha conseguido el gol porque ya sabemos que Leo marca goles por todas partes”.

Barcelona se consagró campeón producto de 25 victorias, 8 empates y solo dos derrotas ante Leganés y Betis.

Estándar
Champions League

Messi United

15551686249432

Messi estuvo imparable en el Camp Nou Foto. AFP | ATLAS

El 10 del Barcelona fue determinante en la victoria del Barcelona 3-0 ante el Manchester.

Mucho se especulaba con la postura que tomaría el United durante los primeros minutos. En Old Trafford fue conservador, en el Camp Nou salió más ambicioso a buscar el resultado de entrada. A los 30 segundos la visita tuvo la primera chance de gol. Una buena jugada colectiva culminó con un remate de Rashford al travesaño. Primer aviso y llamada de atención.

El conjunto de Solskjaer aprovechó los espacios que cedìan los blaugranas. Pogba encontraba huecos por donde maniobrar y se hacìa eje de los avances . El partido de los Diablos Rojos en Paris estaba más presente que nunca. El desconcierto continuaba en el equipo culé. La cara de Valverde expresaba confusión.

A los 10 el árbitro sancionó penal a favor del Barcelona tras una supuesta falta sobre Rakitic. Luego de apoyarse en el VAR anuló la decisión. Sin embargo, cinco minutos después apareció Messi en todo su esplendor. Rakitic ejerció presión sobre Young, Lio tomò el balón, le tirò un caño a Fred y la ubicó lejos del alcance de De Gea. El estadio se vino abajo coreando “Messi, Messi”.

El gol fue una inyección anímica para los dueños de casa y un golpe duro para el United. Messi volvió a convertir esta vez de derecha con la complicidad de De Gea. Un mazazo para las aspiraciones del equipo inglés. La sentencia, o como dijo el técnico noruego, “Game over”.

En el complemento ya apoyado en la tranquilidad del resultado, Barcelona se desenvolvió con naturalidad. Toques, lujos y un golazo de Coutinho con su sello característico determinó el pasaje a la semifinal.

Un dato Messi ya acumula 10 goles en lo que va de la Champions y firmó 24 contra equipos ingleses distribuidos de esta manera: Arsenal (9), Manchester City (6), Manchester United (4), Chelsea (3) y Tottenham (2), descomunal.

Estándar
Liga de España

La Liga en el bolsillo

2908427w1033

Messi grita el segundo del Barca. La liga cada vez está más cerca. AFP

Suárez y Messi le dan la victoria al Barcelona frente al Atlético Madrid. Ya son 11 puntos de ventaja que sacaron los blaugranas a falta de siete fechas.

Los equipos salieron sabiendo que era un partido trascendental. Para los de Simeone ganar significaba ponerse a solo cinco puntos. Para Barcelona era tener más de media Liga en su bolsillo.

El Atlético salió a disputar la tenencia del balón jugando en corto y tratando de imponerse. No se vio a un equipo que resignó la pelota, la quería. El Barcelona hizo lo suyo apoyándose en un Messi muy activo a la espalda de Koke.

A los 13 minutos, Lio metió un pase quirúrgico a Alba dejándolo mano a mano frente a Oblak. Coutinho arrastró marcas, Santi Arias se cerró con el brasileño y quedó un espacio libre donde picó el español. El lateral controló bien , pero su definición terminó pegando en el palo en la ocasión más clara del momento.

Coutinho tuvo otra a los 26 minutos donde Oblak volvió a decir presente. Después llegó la expulsión de Diego Costa luego de insultar al árbitro del encuentro. De no creer. Al delantero se le saltó la cadena obligando al Cholo a meter mano en el banquillo. Thomas se ubicó de lateral derecho , Arias salió por Correa manteniendo los dos puntas y los cuatro defensores. El dominio se hizo más notorio para los locales aunque en los primeros minutos del complemento le costó profundizar los ataques.

A los 57 otra vez Simeone ajustó piezas. Saúl se movió al lateral izquierdo tras la salida de Filipe Luis por Morata. Si quedaba dudas de las intenciones del Aleti incluso con uno menos, con el cambio se fueron por la borda. Ni una pizca de conservador tuvo el DT argentino.

Valverde respondió. Malcom ingresó por Arthur y se ubicó como extremo por derecha. Rakitic y Busquets se pararon en el eje y Messi, de enganche. Un claro 4-2-1-3. Barcelona llegaba con peligro, sin embargo, Oblak continuaba acaparando los flashes.

Pasando los 80, Aleñá entró por Coutinho y luego Semedo por Sergi Roberto. También nacieron los ansiados goles producto de la insistencia y de la presencia goleadora de Lucho y Lio. Suárez recibió con espacio y ubicó la pelota lejos de Oblak para el 1-0. Un golazo. No dio tiempo para la reacción rival ya que Messi sentenció con otro tanto repleto de calidad.El campeones , campoenes bajaba de las gradas. Se desató la locura en el Camp Nou. Falta menos para que los catalanes abracen definitivamente la Liga.

Estándar
Liga de España

De locos

180b080e-57d2-4105-b826-80316815431e

La mirada de Messi lo dice todo. Actitud sobra. AFP

Villarreal y Barcelona igualaron 4-4 en un duelo con tintes dramáticos.

Fue un partido cambiante y parejo con pasajes de buen fútbol por parte de ambos equipos. Inició siendo un encuentro de ida y vuelta, sin embargo, Barcelona antes de los 20 minutos ganaba 0-2.

Sergi Roberto profundizó para Malcom y el brasileño cedió a su compatriota Coutinho para el primer tanto de la noche. Luego el mismísimo Malcom iba a conectar de cabeza un buen centro de Vidal. Daba la impresión que Messi podía relajarse en el banquillo. Las rotaciones parecían resultar antes del choque ante el Atlético Madrid. Minutos después, Coutinho se perdió el tercero, el que quizás hubiese liquidado el cotejo en la Cerámica.

Por su parte, Villarreal contaba con Chukwueze, de 19 años,  ágil y veloz que complicaba a la defensa blaugrana. El nigeriano estaba intratable y fue el encargado de achicar diferencias poniendo a su equipo a tiro de la paridad. El partido del africano fue magistral demostrando todo su potencial. Pensar que llegó al club proveniente del Diamond Academy  por 500000 euros.

El complemento se tiñó de amarillo. Ekambi a los 50 aprovechó un contragolpe rápido que culminó en el fondo de la red. El jugador ensayó un centro con aires de tiro al arco, Ter Stegen regaló el primer palo y nada pudo hacer para evitar el 2-2. Más tarde Iborra enderezó la historia convirtiendo el 3-2 a favor del Submarino amarillo. Faltaba más.

Piqué seguía a su equipo desde el banco. Las fallas defensivas en el conjunto blaugrana eran notorias y el cuarto tanto del Villarreal terminó de dar crédito a tal afirmación. Un pase profundo de Cazorla y una lujosa definición de Bacca, quien había ingresado segundos antes, dejaron el marcador 4-2.

Quedaba poco tiempo, pero  la zurda magistral se hizo presente en un momento culmine. Messi volvió a marcar de tiro libre  como contra el Espanyol. El tanto  dejaba al Barcelona a un grito de una remontada repleta de personalidad y carácter que finalmente llegó de la zurda de Luis Suárez cuando el reloj estaba dejando de correr.

En la próxima jornada Barcelona recibirá en el Camp Nou a los Colchoneros en un choque trascendental para la obtención de la Liga.

 

Estándar
Liga de España

Messi, siempre Messi

15539722284604

Messi se abraza con Malcom tras la asistencia de gol. EFE

Lio marcó dos goles en la victoria del Barcelona ante el Espanyol y continúa liderando la carrera por la Bota de Oro.

Messi volvió a maravillar. Tras días de reposo por la pubalgia que lo tiene entre algodones, salió a la cancha a demostrar toda su categoría como de costumbre. Hizo los dos goles del clásico catalán , regaló frenos, gambetas y fue ovacionado.

El dominio culé fue claro, pero los goles recién llegaron en el complemento. Una sutileza de Messi abrió el marcador. El 10 ejecutó un tiro libre formidable. Le dio una caricia a la pelota para acomodarla en el fondo de la red. Algunos dirán que fue gol en propia puerta de Víctor Sánchez, ya que el  perico tocó el balón con la cabeza justo antes de pasar la línea de meta. Todo del 10.

“Los contrarios tiran un jugador para atrás y otro se pone estirado detrás de la barrera pero de momento nos va bien”, manifestó Valverde cuando le consultaron por el tiro libre de Messi y el estrés que se genera cuando el jugador se para frente a la pelota en las cercanías del área.

Antes del minuto 90, el argentino volvió a aparecer para sentenciar la historia luego de una buena asistencia de Malcom quien había ingresado en la segunda parte. De esta manera Barcelona sigue a paso firme liderando la Liga.

Un dato: Messi llegó a los 41 tantos en la temporada,  31 goles en la Liga, 2 en la Copa y 8 en la Champions. Pichichi total en el campeonato domestico como en Europa.

Estándar