Nos vamos para Kazan

20180626-636656475580911346_20180626220905-k1iD-U45426355086HJG-980x554@MundoDeportivo-Web

Rojo y Messi los héroes de la jornada. AFP

Argentina ganó un partido épico 2-1 ante Nigeria con goles de Messi y Marcos Rojo. Descontó Moses para los africanos de penal. El sábado la Selección se medirá ante Francia.

Apareció el equipo. Argentina tuvo un rendimiento notable, sólido en todas las líneas, con funcionamiento colectivo y sacando a relucir su ADN futbolístico. Demostró juego fluido, recuperaciones rápidas y determinación a la hora de la toma de decisiones.

Banega se hizo eje del armado ofensivo quitándole responsabilidad a Messi para que Lio este punzante los últimos metros y que no baje tanto a buscar el balón.  Ever se ubicó por delante de Mascherano y Enzo Pérez, absorbió el juego y de sus pies nació una hermosa pelota en profundidad que el 10 dominó y envió a la red con su pierna derecha. Fue el encargado de hacérsela llegar redonda a Messi. El volante le dio 16 pases a la Pulga, siendo el segundo jugador más buscado después de Javier Mascherano.

Más arriba, Higuaín se las ingeniaba para aguantar y apoyarse en sus compañeros. Por la izquierda el tándem Tagliafico- Di María aportaba desequilibrio. Incluso el ex Independiente rompió por dentro y tuvo su oportunidad para descontar. A la hora de defender también fue una garantía en los cierres.  Mercado aportó seguridad y se proyectó con criterio, los centrales Otamendi y Rojo fueron unos gladiadores.

Hasta el penal , mal cobrado por cierto, Argentina había dominado a Nigeria. Por poco no había cantado el doblete Messi con un tiro libre . La supuesta falta de Mascherano en el área fue avalada por el VAR y la incertidumbre volvía a aparecer. Hubo cinco minutos de laguna y desorden. Ingreso Pavón por Enzo Pérez, más tarde Meza por Di María y el último cambio el Kun por Tagliafico. Se armó la línea de tres, Mascherano se metía entre los centrales como punto de referencia para la salida.

Cuando todo se hacía cuesta arriba, Marcos Rojo conectó un centro de Mercado y de derecha desató la emoción a los 87 minutos. Los corazones latían a más no poder. Los abrazos reinaban en las tribunas Además, Croacia ganaba 2-1 quedaba aguantar los minutos finales. Con el pitido final las lágrimas acapararon la escena. Lágrimas de desahogo de tanta presión, de bronca después de tantas situaciones pasadas. La Selección volvió a ganar emulando nuestro  modo de vida, luchando , nunca bajando los brazos, superando las adversidades, dejando todo y buscando la felicidad

Un dato: Messi hizo el gol número 100 de Rusia 2018

 

Anuncios